VOLVER A RESULTADOS

DESDE 01 ENE 20

Edificio de Banco Matritense

PUNTO DE INTERÉS

DIRECCIÓN

C/ Gran Vía, 22, 28013 Madrid

PRECIO

Gratis Por favor ten en cuenta que al tratarse de un Punto de interés no hemos incluido precio.


El edificio de Gran Vía 22 fue concebido como sede de entidad bancaria desde sus orígenes, perteneciendo en primer lugar al Banco Matritense y después, al producirse su quiebra, a los banqueros Artolaitia y Compañía. En estos momentos su uso ha cambiado, ocupando ahora el edificio el hotel Villa de la Reina.
Este edificio fue encargado por la sociedad Cooperativa de Crédito Banco Matritense al arquitecto Secundino de Zuazo Ugalde con el fin de resolver un triple uso, pues a los habituales locales comerciales y las viviendas de alquiler de los pisos superiores, se debían sumar las oficinas del propio banco promotor, que Zuazo instaló al fondo de la planta baja, en eje con el portal, desplazando a un lateral el núcleo de comunicaciones verticales. El resultado inevitablemente complejo obligó a repartir cada planta en varios usos: así, el subsótano se dedicaba a carbonera y calderas; mientras que el sótano se repartía entre los almacenes de las tiendas superiores, las cajas acorazadas y el archivo del banco, y la vivienda del portero, que recibía luz y ventilación por la calle de la Reina; la planta baja incluía un comercio a cada lado del portal, las oficinas bancarias con el hall público cubierto por una montera acristalada en coincidencia con el patio principal , sala de espera, y varios despachos, así como dos escaleras independientes: una de bajada al sótano para clientes y otra para empleados que además se prolongaba para subir al salón del consejo y otras dependencias de dirección, que compartían el entresuelo con la vivienda del director y una pequeña tienda.
Los cinco pisos restantes se ocupaban con una vivienda por planta, distribuida en torno a tres patios de luces además del principal mediante un pasillo anular que rodeaba las escaleras adosándose a los muros medianeros.

En cuanto a la fachada, adoptaba el estilo neobarroco español de raigambre regionalista pero muy estilizado, característico de la obra de su autor por esos años, con un mirador central de fábrica cuyo eje se acentuaba mediante un pequeño torreón de remate flanqueado por columnas jónicas pareadas y coronado por un extraño tímpano ondulado perforado por un óculo oval. Sorprendentemente, la fachada trasera renunció a cualquier referencia estilística, presentándose como un paramento desnudo perforado por vanos rectangulares muy sencillos con leves rehundidos en lugar de guardapolvos , que corresponden a balcones volados sobre ménsulas en el piso principal, y a ventanas con alféizares resaltados en los superiores.

La licencia de obras se solicitó en julio de 1919, pero tras observar algunas incoherencias en los dibujos presentados, el Arquitecto Inspector de la Reforma Urbana, José López Sallaberry, solicitó nuevos planos, que Zuazo entregó el 9 de septiembre siguiente y que quizás justifiquen las discrepancias observadas entre el proyecto conservado en el Archivo de Villa y el efectivamente ejecutado, que renunció a las tiendas laterales para dotar de una monumental entrada tripartita al banco, al tiempo que se simplificaba la decoración general de la fachada al eliminar los complejos recercados previstos para las ventanas, confiando su expresividad a los poderosos apilastrados superpuestos que recorren toda la altura.

Para ejecutar la obra, la entidad promotora lanzó un empréstito de 1.500.000 ptas en 30.000 obligaciones al 5'5 % amortizables en treinta años, garantizadas "especialmente con la hipoteca del edificio en construcción", cuyo presupuesto de ejecución según la memoria del proyecto ascendía a 1.765.000 ptas; previéndose una renta anual de 134.500 ptas en alquileres que superaba en mucho los intereses devengados; pero las dificultades económicas generadas por la gran Depresión de 1929 provocaron la quiebra de la entidad el 30 de marzo siguiente.

En la actualidad ha sido reconvertido en el hotel Villa de la Reina, según un proyecto diseñado por el despacho de arquitectura Estudio Carrilero, S.L.

Lamentablemente, como en muchos otros casos, la fachada principal ha perdido algunos de los elementos decorativos de coronación como los característicos grupos de pináculos piramidales que flanqueaban el singular óculo del torreón central, o la nítida moldura volutada que lo recercaba; conservándose perfectamente la de la calle de la Reina.

Autores
Carrilero S.L.
Zuazo Ugalde, Secundino de
Periodo
1919 - 1922
Otras denominaciones
Actual Hotel Villa de la ReinaEl edificio de Gran Vía 22 fue concebido como sede de entidad bancaria desde sus orígenes, perteneciendo en primer lugar al Banco Matritense y después, al producirse su quiebra, a los banqueros Artolaitia y Compañía. En estos momentos su uso ha cambiado, ocupando ahora el edificio el hotel Villa de la Reina.

CONSULTA LA INFORMACIÓN COMPLETA EN:

www.h10hotels.com

Última actualización: 12/11/2020

Créditos del texto: Patrimonio Cultural y Paisaje Urbano

Créditos de imagen: Autor desconocido. Si conoces la autoría por favor escríbenos a info@filiplan.com. Gracias.

VOLVER A RESULTADOS

DIRECCIÓN

C/ Gran Vía, 22, 28013 Madrid

PRECIO

Gratis por favor ten en cuenta que al tratarse de un punto de inters no hemos incluido precio.

COMPARTE EN REDES PARA VER QUIÉN SE APUNTA

Compartir actividad en Facebook Compartir actividad en Twitter Compartir actividad en Linkdein Compartir actividad en Whatsapp

Conoce lo que hay cerca